Dieta específica para fibromialgia

 En Dietas

 

La dieta más recomendada, es una dieta con una reducción de los hidratos de carbono (complejos y simples), equilibrado de toda la materia grasa, exclusión de lácteos y de todos los alimentos industriales.  Para más información ver “Clasificación de los alimentos”

 

 

Muchos especialistas en la materia han reportado mejoras en sus pacientes por el uso de una dieta adecuada. No obstante, no todo el mundo puede consumir los alimentos que describiremos a continuación, dado que pueden ser alérgicos a estos.

Alimentos recomendados

Alcalinizantes del organismo: (ricos en sales como el potasio, calcio, magnesio y sodio): la lechuga, la escarola, el perejil, el plátano, el mijo, las almendras, el maíz, las castañas, etc.

Ricos en ácidos grasos Omega 3: pescados azules, aceite de linaza o de canola, nueces, soja, germen de trigo y avellanas

Ricos en antioxidantes y calcio: manzana, pera, almendras, avellanas, sésamo, etc.

Verduras y hortalizas ricas en calcio, vitamina C, ácido fólico y beta-caroteno: zanahoria, cebolla, apio, col, etc.

Cereales integrales ricos en selenio, vitaminas del grupo B y fibra: trigo, avena, centeno, etc.

La soja y sus derivados aportan proteínas, calcio, hierro, yodo, magnesio, potasio, fósforo, ácido fólico y vitaminas del grupo B.

Alimentos no recomendados

Acidificantes del organismo (ricos en fósforo, azufre y cloro): Todos los que contienen aditivos y edulcorantes, las harinas refinadas, las conservas, etc.

Ricos en oxalatos: espinaca, acelga, remolacha, etc.

Ricos en grasas saturadas: carnes rojas grasas, embutidos, mantequilla, lácteos enteros, etc.

Ricos en purinas: vísceras, carnes rojas y mariscos

Vegetales solanáceos (contienen solanina, una toxina que aumenta la inflamación y el dolor): tomate, patata, pimiento, berenjena, etc.

El alcohol, la cafeína, la sal y los azúcares refinados irritan los músculos y perjudican al sistema inmune. Cuando se produce acidosis por el abuso de estos alimentos aparecen síntomas como la falta crónica de energía, sabor agrio al despertar, propensión a la fatiga y el frío, tendencia a la depresión, encías inflamadas y sensibles, caries, cabello sin brillo y alopecia, piel seca y agrietada, uñas frágiles y quebradizas, calambres y espasmos musculares, problemas de osteoartritis, aumento en el depósito de cristales en las articulaciones, propensión a sufrir infecciones y músculos doloridos

El esquema de dieta es el siguiente: 

Desayuno:

3 piezas de fruta madura de estación.

Tortas de arroz integral, solas o con quinoa.

Aceite de oliva virgen extra.

Una porción de jamón (de buena calidad) o preparado de proteína de soja. 

Bebida de soja (si no se es alérgico) y te verde o te blanco.

Media mañana y media tarde

Entre las dos tomas, repartir 4 nueces recién peladas, una pieza de fruta y 8 almendras crudas y tomar una infusión de té verde.

Comida:

Comenzar con una pequeña porción de ensalada.

Tomar un plato de verdura hecho ligeramente al vapor o salteado al dente, con un poco de curry o cúrcuma.

Tomar pescado 4 veces en semana (nunca frito o muy quemado)

Tomar carne máximo 2 veces en semana (pollo o pavo sin piel o conejo/ nunca frito)

Tomar legumbres, con arroz integral al menos 2 veces en semana.

Postre, un yogur de soja (sin azúcar)

 

Cena:

Solo tomar ensalada y verduras (sin patata)

Puede acompañarlo de tortas de arroz o un poco de arroz integral.

Tomar todos los días al menos 4 cucharadas de aceite de Oliva Virgen Extra (nunca frito)

Tomar con las comidas en crudo, algo de aceite de Lino Virgen.

Nada de azucares y edulcorantes.

Beber agua pura o infusiones antioxidantes (te verde, te rojo, te blanco, te rooibos, te de jengibre, etc.).  

Mensajes recientes
0

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar