El peligro de usar antidepresivos y otros psicofármacos

 En Blog, Noticias

El peligro de usar antidepresivos y otros psicofármacos

Según varias investigaciones, los antidepresivos podrían estar actuando como placebos y no tener una acción real en los pacientes, pero sí unos efectos secundarios.

Todos los días, médicos y psiquiatras les recomiendan a sus pacientes una serie de medicamentos farmacológicos modificadores del comportamiento que tienen como fin darle tratamiento a diferentes problemas mentales.

Los trastornos más populares van desde la depresión y el TDAH (trastorno hiperactivo de déficit de atención) hasta los trastornos bipolares y de ansiedad.

 Aunque estos medicamentos puedan parecer una solución para estos problemas, lo cierto es que hay un oscuro secreto detrás de ellos, ya que hay evidencia científica que demuestra que los antidepresivos y otros psicofármacos pueden ser muy peligrosos para la salud.

Peligros de los medicamentos psiquiátricos

A través de la web de la revista Infocop Online, del colegio Oficial de Psicólogos de España, se han publicado unos artículos que cuestionan la eficacia de los medicamentos psiquiátricos y antidepresivos como un tratamiento para los trastornos mentales.

Los investigadores han cuestionado la idea que sugiere que los trastornos mentales son simples desequilibrios químicos que pueden ser controlados mediante el consumo de fármacos.

Al respecto, se ha argumentado que estos no tienen una eficacia mayor que la del placebo y que su consumo puede ser muy peligroso, ya que altera la química cerebral.

Las compañías farmacéuticas están influyendo

Desde que aparecieron los primeros medicamentos antidepresivos y psicofármacos ha habido un incremento de los diagnósticos de enfermedades mentales en Estados Unidos y el resto del mundo.

Con la aparición de este tipo de fármacos, en un período de 10 años el número de personas que recibían tratamiento para la depresión se triplicó, y año tras año se ha ido incrementando.

Reuniendo estos datos, algunos se preguntan si estas cifras realmente corresponden a un aumento real de los casos de personas con problemas mentales.

De hecho, se cree que la industria farmacéutica tiene una gran influencia en el número de casos de trastornos mentales diagnosticados, ya que, en gran parte de los casos, son estas las que están determinando cuál es la enfermedad mental y cómo se debe tratar, obviamente haciendo uso de medicamentos antidepresivos y psiquiátricos.

¿Es cierto que hay un desequilibrio cerebral en el trastorno mental?

Los científicos han llevado a cabo diferentes investigaciones que les ha permitido cuestionar la idea de que las enfermedades mentales sean el producto de un desequilibrio cerebral que se pueda corregir mediante el consumo de fármacos.

Sus estudios afirman que esa teoría carece de argumentos y, de hecho, no logra explicar otros cambios cerebrales que se producen después del consumo de este tipo de medicamentos.

Los antidepresivos no son tan eficaces como el placebo

Irving Kirsch, prestigioso investigador de la Universidad de Hull (Reino Unido), observó en una de las investigaciones que los antidepresivos solo eran un poco más eficaces que el placebo.

El estudio se hizo con la técnica del doble ciego, es decir,  ni el investigador ni la persona sabían si estaba tomando un antidepresivo o un placebo. Sobre esto, Kirsch sugirió que dado que los fármacos poseen efectos secundarios, lo más seguro es que los participantes sí tuvieran consciencia de que estaban tomando un antidepresivo y esto podría haber influido en los resultados.

Por tanto, realizó otra investigación añadiendo ciertos efectos secundarios al placebo, aunque sin ningún efecto médico, obteniendo como resultado que tenía el mismo efecto que los antidepresivos farmacológicos.

Por desgracia, la mayoría de investigaciones sobre el tema están financiadas por la industria farmacológica, quienes seguramente alterarán u ocultarán los resultados.

Los efectos perjudiciales de los psicofármacos

Otro investigador llamado Whitaker decidió analizar todas las enfermedades mentales, además de la depresión, concluyendo que tanto los antidepresivos como la mayoría de los fármacos psicoactivos son ineficaces y tienen efectos secundarios que son perjudiciales para la salud.

Lo que asegura este autor es que los medicamentos psiquiátricos pueden ocasionar daños cerebrales, incluso más graves que los daños progresivos que pueda derivar de la enfermedad sin ningún tipo de tratamiento.

Por otro lado, la prestigiosa neurocientífica y psiquiatra norteamericana Nancy Andreasen asegura que el consumo de psicofármacos está relacionado con un “encogimiento” del cerebro y, a su vez, este se produce según el tipo de tratamiento farmacológico  y el tiempo de duración.

En conclusión, tanto los antidepresivos como el resto de medicamentos psiquiátricos tienen efectos secundarios que deberían ser considerados antes de utilizarlos como tratamiento para las enfermedades mentales.

La industria farmacológica seguirá tratando de ocultar todos los efectos perjudiciales que estos tienen para la salud, ya que, como siempre, hay un gran interés económico de por medio.

Fuente: http://mejorconsalud.com/peligro-usar-antidepresivos-otros-psicofarmacos/

Laboratorio Internature recomienda: REEQUILIBRE

Reequilibre

Combinación de los extractos vegetales, vitaminas y aminoácidos más adecuados para que el ánimo esté siempre en sus mejores condiciones.

  • Hipérico (Hypericum perforatum L.), 125mg, estandarizado en hipericina al 0,6%. Entre los principios activos responsables de su acción, destacamos los flavonoides y la Hipericina. Las experiencias farmacológicas han evidenciado in Vitro e in Vivo una actividad inhibidora del extracto de Hipérico sobre la MAO y, en particular, sobre la MAO-A; también tendría una acción inhibidora sobre el receptor de serotonina y sobre la recaptación de este neurotransmisor. El extracto de Hipérico induce a comportamientos que traducen una acción antidepresiva: disminución significativa de la agresividad y aumento significativo de la actividad física en ratas.
  • Valeriana (Valeriana officinalis L.), 80mg, estandarizado en valepotriatos al 2%. Aceite volátil (hasta 1,4 %), que incluye valepotriatos y alcaloides. Tradicionalmente usado  como sedante del sistema nervioso central, ligeramente hipnótico e hipotensor suave.
  • Tiamina (vitamina B1), 50mg. La deficiencia de la vitamina B1 produce acidosis metabólica, alterando la bioquímica cerebral.
  • Piridoxina (vitamina B6), 60mg. Importante para la síntesis de todas las monoaminas, precursoras de los neurotransmisores.
  • L –Triptófano, 50mg. La síntesis de serotonina en el S.N.C. es directamente proporcional a los niveles sanguíneos de Triptófano libre.
  • Ácido L-Glutámico, 50mg. La glutamina actúa conjuntamente con la Piridoxina como precursores dietéticos de la GABA (neurotransmisor, ácido gammaaminobutírico).
  • Melisa (Melissa officinalis L.), 30mg, estandarizado en A. E. al 2%. Componentes principales: Aceite esencial, flavonoides, triptenos, polifenoles y taninos. Ligeramente sedante, antiespasmódico y tónico nervioso. En su uso tradicional, la Melisa es considerada como un tónico relajante para la ansiedad, depresión leve, desazón e irritabilidad, disminuyendo los síntomas de ansiedad de los hipertiroideos.
  • Espliego (Lavándula spica L.), 40mg, estandarizado en A. E. al 1,5 %. Aceite volátil, flavonoides, taninos y cumarinas. Alivia los espasmos musculares, antidepresivo.
  • Albahaca (Ocimum basilicum L.), 20mg, estandarizado en A. E.al 3 %. Aceite volátil. Antidepresivo, sobre todo en las depresiones post-parto, o en aquellas que producen crisis migrañosas.
  • Ácido Fólico, 100μg. y Cianocobalamina (vitamina B12),50μg. Estas vitaminas estimulan la formación de BH4 (tetrahidrobiopterina), coenzima esencial en la síntesis de neurotransmisores; están relacionados con el metabolismo de la Metionina, necesaria para la producción de S-adenosilmetionina.

MODO DE USO: 2 cápsulas a media mañana o 2 al acostarse tomadas fuera de las comidas.

PRESENTACIÓN: Envase de 30 y 60 cápsulas.

Mensajes recientes
0

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar