Migrañas: ¿Cómo combatirlas?

 En Blog, Noticias

Migrañas: ¿Cómo combatirlas?

Las migrañas son un problema de salud bastante común en la sociedad de hoy en día, en la que vivimos acelerados, con estrés y tensiones continuas. No obstante, debemos tener en cuenta que ni todos los dolores de cabeza son migrañas, ni todas las migrañas cursan con dolores de cabeza. Las causas exactas de las migrañas se desconocen.

La migraña afecta con mayor frecuencia a las mujeres que a los hombres. Aunque el dolor de cabeza migrañoso es igualmente común en las niñas que en los niños, la cantidad de mujeres afectadas aumenta sustancialmente después de la pubertad. Parece claro que ciertos cambios hormonales que se presentan durante la pubertad en las niñas y se mantienen durante la edad adulta, pueden ser factores desencadenantes o determinar la frecuencia de los ataques de migraña en la mujer.

Las migrañas se consideran como un problema banal y un bajo porcentaje de las personas que las padecen consultan a su médico

La migraña es un dolor que afecta a la mitad de la cabeza y se repite por periodos de tiempo. Se produce debido a que se inflaman las arterias y vasos sanguíneos craneales. La migraña aparece en forma de un ataque, suele ir acompañada de náuseas y vómitos, sensibilidad al sonido y a la luz, síntomas visuales o ‘aura’, sensitivos y motores, que duran alrededor de 30 minutos.

Síntomas y Diagnóstico de una migraña.

La migraña se define clínicamente. No existe ninguna prueba (resonancia, TAC…) que la confirme, pero en algunos casos se solicitan para descartar otras causas de cefalea. Los criterios consensuados mundialmente de migraña se llamanICDH-III beta y, si se cumplen estrictamente, es muy difícil que el paciente presente una lesión cerebral. Son los siguientes:

   A) Al menos 5 ataques que cumplen los criterios B a D.

   B) Ataques de cefalea que duran de 4 a 72 horas.

   C) La cefalea cumple al menos dos de las siguientes características:

  1. Afecta sólo a un lado de la cabeza
  2. Es de cualidad pulsátil (como un latido o martilleo rítmico)
  3. Intensidad de dolor moderado o grave (no puede ser cefalea leve)
  4. Actividades física rutinarias agravan el dolor (caminar, subir escaleras)

   D) Durante el dolor se cumple al menos una de las siguientes:

  1. Náuseas y/o vómitos
  2. Fotofobia (estorba la luz) y fonofobia (estorba el habla)

La migraña o jaqueca no tiene cura, pero existen medicamentos para controlar sus síntomas y disminuir el dolor, los cuales pueden combinarse con medicinas alternativas y con algunos cambios en el estilo de vida, que a continuación te detallamos:

Cambia tu estilo de vida. Los pensamientos y emociones negativas que están atrapadas en nuestra cabeza y no pueden salir…Nuestra mente amenaza con estallar

1º.- Controla el estrés: La tensión nerviosa, la ansiedad y la fatiga prolongada se combinan para disparar la migraña. Además las personalidades obsesivas y perfeccionistas son más vulnerables ante ella.

Ante todo, relájate: Hay distintas técnicas que te pueden ayudar a aliviar el estrés, a aislar los ataques y a mejorar los efectos de los tratamientos.

Te recomendamos dos: contrae y relaja todas las partes de tu cuerpo, concentrándote en una a la vez. Después, en una posición cómoda ve dejándote ir poco a poco, física y mentalmente.

Como todo, al principio te costara más relajarte, pero con la práctica lo acabaras consiguiendo.

2º.- Duerme bien: No te conviene desvelarte, ni dormir poco, ni en exceso. Lo ideal son ocho horas diarias.

3º.- Evita medicinas peligrosas: Los anticonceptivos orales con estrógenos o los medicamentos para los padecimientos cardiovasculares favorecen las crisis migrañosas. No te auto mediques; la automedicación es otra de las causas que provocan la migraña

4º.- Modera el alcohol: Disminuye el consumo de cualquier bebida alcohólica, pero sobre todo de vino tinto.

5º.- Selecciona tus alimentos. Evita, en lo posible, el chocolate, cacao, vainilla, plátano, frutos secos, cítricos, quesos fuertes, nata, embutidos, pescados ahumados, cerveza, café, té y refrescos. También sustancias alimenticias como los potenciadores de sabor como el glutamato monosódico, edulcorantes como el aspartame, y conservadores presentes en embutidos y en alimentos preparados.

6º.- Haz ejercicio suave: La actividad física intensa puede favorecer las migrañas, pero el ejercicio moderado y de forma regular ayuda a prevenirlas y a reducir su frecuencia, pues liberas endorfinas, que tienen facultades analgésicas.

7º.- Recurre a la Medicina Biológica: La Matricaria, el Ginko Biloba y el Jengibre son algunas de las plantas utilizadas con más éxito para las migrañas. 

  

INTERMIGRAL

intermigral

Microdosis de plantas que ayudan a regular los mecanismos patológicos que inciden en los casos de migrañas y dolores neuromusculares, reduciendo la intensidad y frecuencia de los mismos.

  • Melisa officinalis (Melisa): Planta con acción antiespasmódica (combate  las contracturas, calambres y convulsiones), ligeramente sedante y analgésico neurológico.
  • Jengibre  officinale (Jengibre): Potente  antiinflamatorio y espasmódico.
  • Sauce alba (Sauce): Planta con acción analgésica, antiagregante plaquetario (evita la formación de trombos o coágulos en el interior de las arterias y venas), y antiespasmódico.
  • Tilia cordata Mill (Tila): De acción sedante, antiespasmódica y reguladora de vasos periféricos (circulación venosa y capilar)
  • Tanaceto parternium (Matricaria): Planta con actividad antimigrañosa, antiinflamatoria y sedante.
  • Ginkgo Biloba (Ginkgo): Potente acción vasoreguladora, antiagregante plaquetario y regulador de la oxigenación cerebral.

¿Cómo tomarlo? Realiza tomas de 10 gotas, 4 veces al día fuera de la comidas, de forma sublingual.

En todos los casos le recomendamos consultar con su médico, terapeuta u otro profesional de la salud competente. La información contenida en este artículo tiene una función meramente informativa.

Mensajes recientes
0

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar