Shiatsu

 En Blog, Terapias Alternativas

El Shiatsu es una experiencia holística de unificación de cuerpo, emociones, mente y espíritu a través del contacto armónico entre dador y receptor para percibir y hacer fluir con naturalidad la energía vital; Qi, alcanzando ambos o acercándose lo más posible cada sesión hacia la experiencia cotidiana de la felicidad.

Los orígenes del Shiatsu se remontan a más de cinco mil años en el pasado, cuando en las montañas del norte de China, los sacerdotes taoistas practicaban el Do-In Ankyo, una forma de manipulación corporal y de meditación que revelaba y armonizaba la fuerza vital. Con el correr del tiempo, de esta técnica se derivaron otras disciplinas como el Qi-Gong y distintas formas de artes marciales.

A través de todas ellas se buscaba influir sobre el qi (que se denomina chi en China, ki   en Japón y prana en la India), fuerza inseparable de la vida misma y considerada como la energía responsable de todo lo que ocurre en el Universo, manifestándose a través de dos principios opuestos y a la vez, complementarios a los que denominaron como yin y yang .

Lo que hoy conocemos como Medicina Tradicional China tiene básicamente su punto de partida en esa filosofía orientada a preservar la salud basándose en la comprensión y armonización de la energía universal. Dentro de este marco conceptual posteriormente se desarrollaron distintos métodos curativos, todos orientados directamente a mejorar la salud buscando el equilibrio en el intercambio del fluir de esta fuerza y nuestro cuerpo.

Así nacieron artes como la Acupuntura, el Tui-Na , la Moxibustión y prácticas que hoy son más familiares para nuestra cultura, como por ejemplo el Tai-Chi. Todas ellas, junto con los remedios basados en hierbas constituyeron, y en muchos casos son todavía, los principales métodos curativos utilizados en China por siglos

El Shiatsu está indicado en gran cantidad de trastornos leves y moderados, así como puede resultar una ayuda inestimable en la mejora de la calidad de vida de los pacientes de enfermedades graves.

El Shiatsu presenta una eficacia muy elevada (cercana al 100%) en las patologías sicosomáticas relacionadas con el stress, la ansiedad y la depresión en las que aparecen los siguientes síntomas:

Dolores de espalda, cuello y hombros.

Digestiones pesadas, acidez, gases.

Falta de energía, cansancio.

Sueño intranquilo.

Dolores de cabeza leves y moderados.

También resulta muy eficaz en trastornos provocados por la debilidad de riñones y los excesos de hígado como los siguientes:

Problemas de circulación.

Hipertensión.

Dolor lumbar agudo, ciática.

Dolor articular generalizado (artritis reumatoide)

En los casi 60 años de práctica sistemática de Shiatsu se han desarrollado tratamientos para el 75% de las patologías médicas conocidas, y se ha demostrado su eficacia en la paliación de los síntomas de la mayor parte de las restantes. En la rica experiencia acumulada de varios milenios que culmina con el Zen Shiatsu, se ha demostrado reiteradamente su eficacia para el mantenimiento y mejora de la Salud del cuerpo, las emociones, la mente y el espíritu.

El Shiatsu tan solo está contraindicado en los siguientes cuadros:

Enfermedades infecciosas.

Enfermedades de la piel. (algunos casos de soriasis y eccema sí pueden tratarse)

Pancreatitis, apendicitis, peritonitis, úlcera sangrante.

Obstrucción intestinal, cirrosis hepática.

Extrema debilidad física.

 

Mensajes recientes
0

Empieza a escribir y presiona Enter para buscar